sábado, octubre 03, 2009

Verdaderos Adoradores

Posted on 1:44 a. m. by Apostol Duilio Vetere Casco



Juan 4:20-24: "Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén está el lugar donde se debe adorar. Jesús le dijo: Mujer, créeme; la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación (Yeshua = Jesús) viene de los judíos. Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren. Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad."

Hay una búsqueda de parte del Padre, no está buscando músicos, no está buscando cantantes, ni siquiera alabadores, tampoco adoradores; lo que el Padre busca son "Verdaderos Adoradores".

La expresión 'Verdadero' quiere decir: No mentiroso, No falso, No ignorante, que No oculta nada.

Isaías 14:9-15: "El Seol abajo se espantó de ti; despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte, hizo levantar de sus sillas a todos los príncipes de la tierra, a todos los reyes de las naciones. Todos ellos darán voces, y te dirán: ¿Tú también te debilitaste como nosotros, y llegaste a ser como nosotros? Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán. ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo."

Tras la caída de Luzbel el cielo se quedó sin alabanza y adoración. Desde ese entonces el Padre ha salido a buscar verdaderos adoradores, porque Satanás era un falso adorador, fingía que la gloria era para Dios, pero se la quedaba él. Se hizo vanidoso, Satanás siempre ha querido que lo adoren:

Mateo 4:9-10: "y le dijo: Todo esto te daré, si postrándote me adoras. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás! Porque escrito está: "AL SEÑOR TU DIOS ADORARÁS, Y SÓLO A ÉL SERVIRáS"."

Éxodo 3:12: "Y El dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y la señal para ti de que soy yo el que te ha enviado será ésta: cuando hayas sacado al pueblo de Egipto adoraréis a Dios (`abad) en este monte."

La adoración, de acuerdo a este pasaje, es una señal distintiva que nos indica que Dios está con nosotros para enviarnos, porque ya hemos salido de Egipto (el mundo).
Entiéndase bien esto, el Señor no está con nosotros porque adoramos, sino que adoramos porque el Señor está con nosotros.

Es una señal.

Aquí esta palabra "`abad", es "trabajar (en cualquier sentido)"; "servir como un esclavo". "Adorar".

Génesis 22:5: "Entonces Abraham dijo a sus mozos: Quedaos aquí con el asno; yo y el muchacho iremos hasta allá, adoraremos (shachah) y volveremos a vosotros."

shachah: "Postrarse, rendir homenaje". "Caer al piso, suplicar humildemente". "Ser obediente". "Reverenciar, inclinarse, adorar".

Adorar no es solamente cantar adoraciones, sino más bien este término implica muchas cosas que debemos analizar si en verdad deseamos ser "verdaderos" adoradores. En el texto de Génesis 22, vemos que Dios le pide a Abraham lo que él más amaba, a Isaac.
Veamoslo desde esta perspectiva hoy: Isaac en este momento no representa un hijo, sino representa una promesa hecha efectiva. Dios le había dado una promesa a Abraham, y esa promesa se llamó Isaac. Dios nos ha dado promesas a nosotros, desconozco cómo se llamarán, tal vez salud, casa propia, restauración familiar, prosperidad financiera, trabajo nuevo, negocio propio, etc. Todas y cada una de nuestras promesas son representadas por Abraham sacrificando a Isaac.

La Palabra nos enseña en otro pasaje, que el OBEDECER es mejor que los muchos sacrificios; pero aquí el Señor le demanda un sacrificio a lo que Abraham responde obedientemente, a esto se le llama: Adoración. No hay una genuina adoración sin primero entregar al Señor en obediencia lo que él nos pida.

2 Samuel 24:24: "Pero el rey dijo a Arauna: No, sino que ciertamente por precio te lo compraré, pues no ofreceré al Señor mi Dios holocausto que no me cueste nada. Y David compró la era y los bueyes por cincuenta siclos de plata."

No hay verdadera adoración sin un verdadero sacrificio. Indudablemente nos tiene que costar, en ejemplo de David est´ más que claro esto.

Éxodo 33:10: "Cuando todo el pueblo veía la columna de nube situada a la entrada de la tienda de reunión todos se levantaban y adoraban, cada cual a la entrada de su tienda."

No hay adoración verdadera sin nube, la Palabra nos dice que al ver la nube hay un levantamiento, y ese levantamiento traerá aparejada una necesidad imperiosa de adorar al Señor a la entrada de nuestra tienda (cobertura).

La nube vemos que guiaba al pueblo de Dios, y la palabra que se utiliza en el Nuevo Testamento para nube es "nephele" que significa "espíritus vivientes", con esto notamos que no eran "aguas de lluvia condensadas", sino que eran entidades espirituales obrando bajo la voluntad de Dios, por tal razón al Señor se lo describe como rodeado de seres, esta es la gran nube de testigos de la que habla Hebreos 12:2. Aleluya!

Apóstol Duilio Vetere Casco
Rhema Ministerios

Seguidores