martes, septiembre 29, 2009

El Codigo Miljama

Posted on 8:20 a. m. by Apostol Duilio Vetere Casco



El concepto de guerra en la Biblia es uno de los más extendidos, al punto que la voz hebrea para guerra en el Antiguo Testamento se menciona 313 veces "miljamá", mientras que en el Nuevo Testamento solamente aparece 18 veces la voz griega "polemos". Esto mismo nos indica la importancia tan grande que tiene la guerra para el pueblo de Dios. El hecho que se mencione 313 veces en el A. T. y 18 veces en el N. T., nos llama la atención, puesto que el número 13 es nro. de "Rebelión" o de "Falso Profeta", mientras que el número 18 es nro. de "anticristo" (6 + 6 + 6 = 18). Podríamos decir, antes de seguir avanzando, que la lucha es librada contra las dos potestades escatológicas que se estarán levantando al final de los tiempos; pero que cuyo espíritu ya está en acción. (2 Tesalonicenses 2:7; 1 Juan 2:18 y 4:1-6)


El concepto "Miljamá" nos da la idea de estar "compactos", es decir que no habría victoria en las batallas si el pueblo de Dios no está moviéndose en unidad. Por esta y otras razones debemos entender que la guerra, y entiéndase hoy: "La guerra espiritual", puede devenir en fracaso si falla la unidad de los combatientes. El porqué de esta cuestión es sencillo, por falta de unción. Sin unción hay derrota asegurada. Notemos que el salmista, que también era profeta, rey y guerrero, hace un paralelo muy interesante entre la unidad y la unción:


"Cuán hermoso es habitar los hermanos juntos en Unidad, es como el aceite de la unción sobre la cabeza, que desciende hasta las barbas, las barbas de Aarón, y llega hasta el borde de sus vestidos" (Salmo 133:1-3)

El paralelismo es más que claro: Unidad = Unción.
La Palabra nos indica que todo lo que ha sido escrito tiene la finalidad de servirnos de ejemplo, todo es sombra de cosas futuras, de tal manera cuando uno mira al pueblo de Israel entiende que era sombra de lo que sería más adelante la Iglesia. De esta manera es que veremos la importancia de la guerra en el pasado del pueblo de Israel, y tomaremos algunas figuras al respecto que serán de gran enseñanza para nosotros en nuestros dís.


Es innegable la relación existente entre la guerra y la religión en el estricto sentido de la palabra. Generalmente la guerra era considerada, en la cultura del Cercano Oriente, un hecho sagrado. No podemos despegarnos del contexto de aquellos tiempos, por tal razón comprendemos la manifestación de Dios ante los hebreos, pues Él se mostraba como "Jehová de los Ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel" (1 Samuel 17:45)


Recordemos por otro lado que al Señor se lo conoce como "Hombre de Guerra", en Exodo 15:3; aquí se habla de "Ish miljamáh". "Ish" es una de las voces hebreas para decir "hombre", y para ser más exácto es "Hombre de Pacto". El Señor traerá a memoria su Pacto antes de pelear.


La voz "escuadrones" del hebreo es: "maarajavot", mientras que el Señor aquí se presenta como YHVH (yod he vav he) Tzevaot, es decir, el Señor de los ejércitos, o de las multitudes.


En este sentido tenemos mucho que decir, puesto que el Nombre que aquí aparece "YHVH Tzevaot", es decir: "Jehová de los Ejércitos", no es un Nombre por el cual en sí mismo podría describir su faceta de guerrero. Tzevaot es el plural de tzavá, palabra que puede traducirse de diversas formas: Ejército, tropa, hueste, agrupamiento de multitudes, legión, muchedumbre, congregación, colectividad numerosa. La primera vez que aparece esta expresión está muy alejada a alguna situación de guerra o pelea, es cuando Ana intercede delante del Señor para que le de un hijo en su esterilidad (1 Samuel 1:11). Ana aquí aparece pidiendo al Señor de las muchedumbres un sólo varón, el que creó innumerables multitudes concedería un hijo a su sierva gracias a su Misericordia.


maarajavot: Filas, escuadrones, campamentos. (Esta voz proviene de maaraj).
maaraj: Pensamiento, plan.


La importancia de nosotros formar parte de los escuadrones de Dios, es tan amplia que debemos notar algunas cosas cuando analizamos la raíz de la voz "maarajavot": Pensamiento, plan. Esto significa que formar parte de los escuadrones de Dios es estar dentro del plan de Dios, es habitar en sus pensamientos. Cuando estamos en sus pensamientos estamos en las alturas, porque esa es la ubicación de los pensamientos de Dios tal como está escrito:
Es por esta razón que la guerra espiritual no puede concebirse sin un planeamiento, sin un plan sin una dirección:



"Los pensamientos con el consejo se ordenan; y con dirección sabia se hace la guerra". (Proverbios 20:18)

majashvot: Pensamientos, ideas. Imaginaciones
tajbelot: Astucia.
miljamá: Guerra


CARTOGRAFÍA ESPIRITUAL O MAPEO



Esta disciplina, que en la actualidad pareciera ser una novedad, es muy por el contrario más antigua de lo que creemos, pero por ser antigua no es anticuada, puesto que gracias a esta en el pasado se han obtenido grandes victorias; y en el presente también se han experimentado muchos triunfos cuando se sabe utilizar esta herramienta.
Recuerdo que en mi viaje misionero a Perú, el empleo del "MAPEO" me ha sido un auxilio muy productivo, puesto que el Espíritu Santo por intermedio de unos vasos, en palabra profética, me había advertido sobre cierta región muy peligrosa, luego entendimos con los pastores que están trabajando conmigo en la ciudad de Tacna, Perú, qué se trataba de aquel pueblo llamado "Salamanca", pues es una tierra aquella que se traga a sus habitantes, este informe, al igual que el de los espías enviados por Moisés a Canaan nos dejó a todos muy impresionados. No sabemos todavía muy bien pero el Espíritu me impidió el ir hacia aquella población con mucha claridad, el Espíritu en esa oportunidad me dio la "Cartografía espiritual" de Salamanca, para que yo atendiera a su advertencia.


Cuando hablamos de este tema debemos saber en primer lugar qué es exáctamente la cartografía en lo natural, para luego trasladarlo a lo espiritual y así entender mejor de qué se trata.


Cartografía: "Ciencia que se ocupa de la preparación y trazado de cartas geográficas."


Dicho de otro modo, el cartógrafo, de acuerdo a las ventajas de la ciencia hoy día se vale de satélites que fotografían la región que necesita ser "mapeada", y en base a la información recibida dibuja el mapa de un país o provincia o departamento, etc. Con esto en mano es fácil saber en qué lugar del país por ejemplo existe una cadena montañosa, dónde está la capital, dónde y a qué distancia se encuentra el mar, y desde luego si estamos dentro de ese país nos indica exáctamente dónde estamos ubicados, o si viajaremos allí, dónde estaremos al llegar, y cuales serán las condiciones geográficas e incluso las climáticas.


Con la Cartografía espiritual pasa algo parecido, solamente que la información es otra, no es la geográfica, sino la espiritual. Por ejemplo se señalarían en el mapa los lugares de adoración pagana, los espiritus territoriales que se afincaron en aquella tierra, el hombre fuerte que se mueve allí, las potestades de los ríos, de los cementerios, etc.
Esta con otras informaciones han de ser material infaltable en la toma de ciudades, por ejemplo bajo qué nombre fue fundada una ciudad y por quién... Sin ir muy lejos mi país Argentina, cuya ciudad capital es Buenos Aires, antiguamente fue fundada por Pedro de Mendoza bajo el nombre de: "Santa María de los Buenos Aires", y 44 años después por Juan de Garay, de esta manera notamos que la ciudad fue entregada a una potestad que ha tenido diversos nombres a lo largo del tiempo pero que es en definitiva "La Reina del Cielo"; pero al indagar, notamos que su fundador era "Masón", cuando entendemos esto notamos el porqué de muchas cosas, pues no por nada es uno de los países donde más difícil fue llegar el evangelio; pero que gracias a Dios de un tiempo a esta parte se ha crecido infinitamente apesar que solo el 10 % de la población aproximadamente es evangélica. De igual modo declaramos Victoria en el Nombre de Jesucristo!!!.



Números 13:1-3: "Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Envía tú hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos.. Y Moisés los envió desde el desierto de Parán, conforme a la palabra de Jehová; y todos aquellos varones eran príncipes de los hijos de Israel."

Envía ("shelaj", shelíaj: "Delegado, emisario, apóstol") hombres que reconozcan (exploren) la tierra. Como vemos, aquí nos encontramos con una especie de "servicio de inteligencia", cuya tarea era estudiar aquella tierra a la que luego estarían entrando el resto del pueblo, ellos serían una especie de exploradores, de pioneros, tanteando el suelo para saber con qué se encontrarían. Lo mismo ocurrió algunos años después con Josué, como vamos a ver luego.


Los nombres de los 12 espías son los siguientes


De la tribu de Rubén, Samúa
De la tribu de Simeón, Safat
De la tribu de Judá, Caleb
De la tribu de Isacar, Igal
De la tribu de Efraín, Oseas
De la tribu de Benjamín, Palti
De la tribu de Zabulón, Gadiel
De la tribu de José, Gadi
De la tribu de Dan, Amiel
De la tribu de Aser, Setur
De la tribu de Neftalí, Nahbi
De la tribu de Gad, Geuel.


En el versículo 18 se les ordena a los doce a "Observar", es decir, ver con claridad, casi cinematográficamente, ser realista, observar con realismo, observar disfrutando.


Cuando regresaron los enviados, comenzaron bien a decir lo preciosa que era la tierra; pero lo duro que sería tomarla. A todo esto Caleb hizo callar al pueblo (13:30), en hebreo se lee "has!" Silencio!; pero este silencio está emparentado a la disimulación, un ocultamiento, de alguna manera la característica de este tremendo guerrero era "ocultar", "disimular" la debilidad del pueblo y a su vez la fortaleza de los enemigos. El pueblo comenzó a hablar mal, "dibat" es decir calumniar.


De la tribu de Rubén, Samúa: Fama
De la tribu de Simeón, Safat: Juez
De la tribu de Judá, Caleb: Perro
De la tribu de Isacar, Igal: Dios vengará
De la tribu de Efraín, Oseas: Salvación (Josué)
De la tribu de Benjamín, Palti: Libertado
De la tribu de Zabulón, Gadiel: Fortuna de Dios
De la tribu de José, Gadi: Afortunado
De la tribu de Dan, Amiel: Pueblo de Dios
De la tribu de Aser, Setur: Escondido
De la tribu de Neftalí, Nahbi: Escondido
De la tribu de Gad, Geuel: Majestad de Dios


De estos doce solamente Oseas (más adelante fue cambiado su nombre por Josué, pues Oseas significa "salvación"; pero Josué significa "El Señor salva") y Caleb dieron un reporte favorable de la tierra que Dios había entregado para su Pueblo. La Biblia menciona que Caleb era de un espíritu diferente (Números 14:24)


Características de los dos vencedores:


Oseas: El que se deja transformar. A Oseas, su líder Moisés, le cambió el nombre para que pudiera actuar luego como dirigente en lugar del siervo Moisés, la táctica fue que él conociera que dirigiría al pueblo no por su mano (Salvación), sino porque el Señor lo haría con su brazo (El Señor salva). Aunque tenía en su alma areas que le eran contrarias (cobardía, temores, depresiones) Josué 1:1-9, Dios lo usó de una manera poderosa, luchando contra treinta y un reyes, venciendo, repartió luego la tierra conforme a la Palabra de Dios.


Caleb: Su nombre significa "Perro". El factor Caleb fue el que determinó que Dios escogiera a los trescientos hombres que pelearían al comando de Gedeón, pues trescientos fueron los que bebieron como perros, como Caleb, y con ellos el Señor dio la victoria (Jueces 7:1-7).


Otra característica del "Factor Caleb", es que se comen a las Jezabeles, los Caleb de hoy destruyen con su boca (predicación) al espíritu inmundo de Jezabel (2 Reyes 9:30-37) {En próximas entregas estará disponible este estudio "El Factor Caleb" y "Los aspectos negativos del factor Caleb"


Apóstol Duilio Vetere Casco
Rhema Ministerios

"Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos." (Isaias 55:8, 9)

Seguidores