domingo, septiembre 27, 2009

Lluvias de Bendición

Posted on 5:44 p. m. by Apostol Duilio Vetere Casco



'Hare un pacto de paz con ellos y eliminare de la tierra las bestias feroces, para que habiten seguros en el desierto y duerman en los bosques. Y hare de ellos y de los alrededores de mi collado una bendicion. Hare descender lluvias a su tiempo; seran lluvias de bendicion'. (Ezequiel 34:25-26)

'La tierra a la que entras para heredarla no es como la tierra de Egipto de la que vienes... sino que la tierra a la cual entrais para poseerla, tierra de colinas y valles, bebe el agua de las lluvias de los cielos'. (Deuteronomio 11:10-11)


La lluvia representa en estos textos una bendicion que viene de Dios. En un sinfin de oportunidades Dios nos muestra las cosas espirituales por medio de la naturaleza, es decir que por medio de ella El nos habla y nos muestra como es que funciona lo espiritual en nosotros. Cuando estudiamos el curso del agua y su recorrido, notamos que el agua aqui en la tierra entra en el estado de evaporacion, y se alza y eleva hasta llegar a los cielos, y este mismo vapor que llega a los cielos, es devuelto en forma de lluvia, la cual nos bendice.


Esta es una leccion maravillosa que nos deja ver Dios, puesto que para que la lluvia descienda a bendecirnos, primero debe subir hacia Dios vapor de adoracion. Para que baje la lluvia, primero tiene que subir el vapor. En muchas oportunidades nosotros queremos que desciendan sobre nosotros las lluvias de bendicion, pero no hacemos que desde nosotros suba vapor al cielo; queremos recibir; pero no damos. Indudablemente Dios espera de nosotros que elevemos adoracion como incienso, aroma agradable al SENOR.

Con todo no basta elevar a Dios vapores de adoracion y esperar la lluvia de bendicion, puesto que la lluvia sin la tierra arada nada puede hacer. Es necesario que mientras ministramos 'vapor' hacia el cielo, preparemos el suelo. Hay terrones de tierra endurecida, hay malezas, hay pedregales que no permitiran que la semilla de fruto. Debemos permitirle al SENOR que El trabaje con nuestro corazon, que quite toda dureza y seamos quebrantados, debemos arar con esperanza (1 Corintios 9:10) sabiendo que la tarea no es en vano, sino que recibiremos beneficio de parte de Dios.


El SENOR pone el ejemplo de Egipto (Deuteronomio 11:10-11), puesto que la tierra de Egipto no bebia las lluvias que descendian de los cielos, sino que Egipto dependia de la crecida del rio Nilo. Muy a menudo el Nilo se desbordaba, y este mismo dejaba en condiciones la tierra, de tal manera que no habia necesidad de ser labrada, por otro lado la dejaba sumamente fertil, lo cual hacia que lo sembrado de fruto sin mucho trabajo previo. Ahora Dios les dice que en la tierra adonde entraran no bebera del agua del Nilo, sino que mediante la lluvia de los cielos; pero para que esta venga debera haber vapor de OBEDIENCIA, para que no se conviertan sus cielos en cielos de bronce (Deuteronomio 28).


Esto significa que de ahora en mas habia una gran diferencia entre los hebreos y los egipcios, y esta misma diferencia existe aun hoy entre los que somos pueblo de Dios, y los que no lo son.


Los egipcios dependian del suelo, los hebreos del cielo. Los egipcios de las cosas de este mundo, los hebreos de Dios. El que tiene mentalidad egipcia cree que todos sus beneficios vienen naturalmente, y no creen que las bendiciones tienen un origen celestial, todo es de aqui abajo, sin obediencia, sin vapor de adoracion a Dios, sin arar, sin moldear el caracter y la personalidad, sin dejarse tratar por Dios, el cree estar bien asi como esta.
Pero el hijo de Dios sabe que depende del cielo, que todas sus bendiciones se originan de arriba, que todo don perfecto desciende de lo alto:



'Toda buena dadiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variacion'. (Santiago 1:17)

Por tal razon activa la lluvia de bendicion rindiendole adoracion, vapores de obediencia, diezmando y ofrendando, estando en sujecion, preparando tu corazon, permitiendole a El por medio de su Espiritu Santo que trabaje en tu vida, quitando toda dureza, quebrando toda piedra con el martillo de su Palabra y solo asi recibiras aquella bendicion que Dios desea derramar sobre sus hijos. Reconocelo en todos tus caminos, Dios te continue bendiciendo...!!!




Apóstol Duilio Vetere Casco
Rhema Ministerios

Seguidores