miércoles, noviembre 11, 2009

¿Cantar o Encantar?

Posted on 5:37 a. m. by Apostol Duilio Vetere Casco



Cantar de los cantares 2:8-12: ¡La voz de mi amado! He aquí él viene saltando sobre los montes, brincando sobre los collados. Mi amado es semejante al corzo, o al cervatillo. Helo aquí, está tras nuestra pared,
mirando por las ventanas, atisbando por las celosías. Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven. Porque he aquí ha pasado el invierno, se ha mudado, la lluvia se fue; se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo de la canción ha venido, y en nuestro país se ha oído la voz de la tórtola.

Cuántas cosas maravillosas vemos en esta porción de la Palabra!

En primer lugar se da el anuncio de la venida del Señor, pero previo a su manifestación, habrá una inspección, en la cual el Señor nos mirará tal como vivimos en la intimidad, y dependiendo de nuestra actitud en lo secreto, vendrá o no la recompensa pública.
Si salimos aprobados nos dirá: Levántate y ven! Esto es el arrebatamiento.
Pero en qué circunstancia se llevará a cabo, cuál es el escenario?

Se fue el invierno: Se acabó la frialdad espiritual.
La lluvia se fue: Cumplió su propósito.
Ya se han mostrado las flores, quiere decir que es el tiempo de dar fruto.
Es el tiempo de la canción: Alabanza y Adoración.
La voz de la tórtola: Mensaje profético.

Este es el escenario previo al arrebatamiento. Pero quiero hacer un especial énfasis en el tiempo de la canción.

Estamos en tiempo de cantar! Aleluyah!

Pero lo tremendo es que el diablo va a querer infiltrarse para estorbar esta bendición. Así como Dios estará levantando a sus salmistas, el diablo levantará imitadores para traer confusión...

¡Cuidado!

Amós 6:2-7: Pasad a Calne, y mirad; y de allí id a la gran Hamat; descended luego a Gat de los filisteos; ved si son aquellos reinos mejores que estos reinos, si su extensión es mayor que la vuestra, oh vosotros que dilatáis el día malo, y acercáis la silla de iniquidad. Duermen en camas de marfil, y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero; gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David; beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos; y no se afligen por el quebrantamiento de José. Por tanto, ahora irán a la cabeza de los que van a cautividad, y se acercará el duelo de los que se entregan a los placeres.

Este pasaje nos habla de mentirosos, que imitando a David lo único que hacen es atraer calamidad al pueblo. La única motivación es la ganancia de dinero, vivir lujosamente a costa de la vida y bienestar del rebaño.
Pero la Escritura nos revela el fin funesto de esta clase de oportunistas.
Mientras el Señor levante el Tabernáculo de David que está caido, el enemigo de nuestras almas levantará un falso tabernáculo (el antitabernáculo de los seudos-david).

Quiero decir algo que quizás muchos no quieren oir. Pero tengamos cuidado, muchos "famosos" se han convertido a Cristo de todo corazón, y son genuinos creyentes; pero pueden existir otros que fingen haber tenido una "conversión" y fingen ser creyentes para "captar" un "nuevo público o un nuevo mercado" que día a día crece más, porque diariamente el diablo pierde dominio de muchas almas que son tocadas por la Gracia de Dios.

¿Cómo distinguimos si una alabanza es de origen divino, humano o satánico?
¿Por la letra? No! Por lo que transmite espiritualmente, como está escrito:

Lucas 2:14: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

La alabanza que procede de Dios, glorifica a Dios y transmite paz a los hombres de buena voluntad, es decir al hombre nuevo.


¿Cantores o Encantadores?

Encantar viene del latín: incantare, que significa "hechizo logrado por medio del canto."

El canto es un arma extremadamente poderosa, y debemos tener cuidado con la música a la cual nos exponemos, puesto que la palabra "musica" significa "lo relacionado a las musas" y según la mitología griega las Musas eran nueve.

Nueve gajos tiene el fruto del Espíritu Santo, quien inspira cánticos hoy.
Nueve son las musas (antifruto del Espíritu Santo) quienes también proveen de inspiración a los suyos.

La Guerra de los Cantores

El enemigo intentará por todos los medios unificar la religión, (ecumenismo) para así "mezclar" lo santo con lo profano. Uno de sus intentos será colocar sus canciones entre las nuestras, y parecerán canciones proféticas. Por eso anhelemos discernimiento de espíritu.

Un dato que deseaba recordarles es el significado etimológico de "Vaticano"

"Vates" (adivino) y "Cano" (Canto), vaticano significa: "El canto del adivino"

Apóstol Duilio Vetere Casco
Rhema Ministerios Central

Seguidores