jueves, noviembre 12, 2009

El Poder de la Vision

Posted on 12:43 p. m. by Apostol Duilio Vetere Casco



Apocalipsis 5:6: Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.


En la Escritura cuando se habla de cuernos se está hablando de poder, de fuerza; y notamos que aquí se describe al Cordero de Dios con siete cuernos (la perfecta fortaleza); pero notamos algo más, no son solamente siete cuernos, sino también siete ojos puesto que la fuerza o el poder sin visión no resulta. Esto se comprueba con el pasaje de 1 Corintios 9:26 y 27:


Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.


Aquí el apóstol nos habla de la fuerza (pelear) pero nos habla de un objetivo, de una visión ... no daba golpes al aire.


Así hay mucho pueblo, dando golpe tras golpe pero sin objetivo, pegándole al aire, a la nada; por esto se cansa y se frustra al no ver ningún resultado.


En la Biblia nos encontramos con siete cuernos, que son una sombra o una figura de los cuernos que debe tener el Cuerpo Místico que es la Iglesia.
Es así que nos encontramos con el cuerno de aceite (el poder de la unción que pudre los yugos), el cuerno de Josué (el poder de la alabanza para derribar las jericó de este tiempo, conquistar ciudades), el cuerno de Abraham (el poder de la provisión divina), etc. Todos y cada uno de estos cuernos deben estar acompañados de ojos, es decir, de visión:


Proverbios 29:18: Donde no hay visión, el pueblo se desenfrena, pero bienaventurado es el que guarda la ley. (Biblia de las Américas)


Creo que a estas alturas todos estamos de acuerdo en lo importante que es tener visión; pero tener visión sin comprensión no resulta, la clave es entenderla.


Daniel 1:17: A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños.


Entender significa "tender hacia", es decir, adoptar una tendencia hacia algo o alguien; significa dirigirse hacia algo... por esto mismo "entender la visión" es "dirigirse hacia la visión", y esto implica esfuerzo, estar activos, activarnos en pos de lo que Dios nos señaló.


Dios le enseñó este principio a su siervo Abram:


Génesis 13:14-16: Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre. Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada.


Hasta aquí la enseñanza es tener visión, todo lo que logramos ver espiritualmente lo lograremos tener porque Dios nos lo dará. Pero en el versículo siguiente Dios le revela la importancia de entender la visión, que como ya explicamos anteriormente consiste en "dirigirse hacia", esto implica esfuerzo:


Génesis 13:17: Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré.


No era verla solamente, ahora tenía que dirigirse hacia donde primero había visto... sin esto no hay posesión, porque lo que pisan la planta de nuestros pies será nuestro.


Deuteronomio 11:24: Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro; desde el desierto hasta el Líbano, desde el río Eufrates hasta el mar occidental será vuestro territorio.


Quisiera que estemos atentos al consejo de Dios:


Dios le habló a Abram luego que Lot se apartó de él.


Esto significa que Dios puede permanecer en silencio si hay personas a nuestro lado que no deberían estar (Recordemos que en Génesis 12:1 el Señor le ordenó a Abram que se vaya lejos de su tierra, de sus pariente y de la casa de su padre... y Lot era pariente de Abram, era su sobrino...):


1 Corintios 15:33: No os dejéis engañar: "Las malas compañías corrompen las buenas costumbres."


¿Con quién pasas la mayor parte de tu tiempo? ¿La compañía de quién disfrutas más? ¿Te benfician espiritualmente tus amistades?


Estoy seguro que hay "lots" en la vida de muchos que están retrasando la voluntad de Dios en sus vida.

Es tiempo de tomar una decisión.



Apóstol Duilio Vetere Casco
Rhema Ministerios Central

Seguidores