lunes, noviembre 02, 2009

Una cuestion de actitud

Posted on 8:20 p. m. by Apostol Duilio Vetere Casco



Filipenses 2:5-11: Haya, pues, en vosotros esta actitud que hubo también en Cristo Jesús, el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le confirió el nombre que es sobre todo nombre, para que al nombre de Jesús SE DOBLE TODA RODILLA de los que están en el cielo, y en la tierra, y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre. (BLA)


Como siervo de Dios deseo tener éxito, y deseo que el pueblo que por gracia de Dios pastoreo sea un pueblo con éxito y juntos ser exitosos, NO exitistas, exitosos en verdad.
En Filipenses capítulo 4 (el pasaje que acabamos de leer) encontramos la receta. La palabra que emplea el apóstol Pablo, que la Biblia de las Américas traduce "actitud" y la Reina Valera 1960 "sentir" es en el idioma original la palabra griega "froneo" (φρονέω G5426) y significa: "ejercitar la mente". También la podemos definir como pensar, considerar, estar mentalizado de una cierta manera; estar atento, sentir en un cierto sentido, «poner la mira». Pero la raíz de esta palabra nos amplía aun mucho más el panorama: φράω fráo (reinar en); cintura (como división del cuerpo).


Si unimos todos estos conceptos vamos a reconocer que muchas veces en nosotros "reinan" sentimientos que nos asustan, deprimen, paralizan, etc. Y todo esto porque no podemos "dividir" o "separar" el alma (mente) del espíritu. Esto únicamente lo puede hacer la Palabra de Dios, viva y eficaz!


Hebreos 4:12: Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón.


La Palabra de Dios penetra hasta hacer una división (μερισμός merismós); una separación entre la parte emocional (alma) y la parte espiritual (espíritu) para que así nos mantengamos en un equilibrio. Conseguir esto es una gran victoria, y denota madurez. Hay creyentes que desesperan al ver que las promesas que Dios les ha entregado no se cumplen, y sus emociones se dañan y son presas del desánimo e incluso pueden llegar a amargarse, lo cual es un círculo vicioso, porque en esta condición va a brotar una raíz de amargura  la cual impedirá que el tal alcance la gracia de Dios.


Hay un pasaje que deseo compartirles, pero lo voy a transcribir de la versión Reina Valera Actualizada, lean atentamente este porción:


1 Pedro 1:13: Por eso, con la mente preparada para actuar y siendo sobrios, poned vuestra esperanza completamente en la gracia que os es traída en la revelación de Jesucristo.


Wow!!


Cuántas veces nos han sucedido cosas que al tomarnos por sorpresa no hemos sabido cómo actuar! Imprevistos que nos "arrancaron" una reacción o una respuesta que al no estar preparados para esa situación, reaccionamos sin sabiduría, cometiendo una equivocación grosera!


Es sumamente importante tener una mente preparada para actuar.


Está claro que las actitudes que hemos tenido en el pasado formaron nuestro presente; así como la actitud que tengamos hoy repercutirá en el futuro.


Por esta razón debemos estar preparados, porque la Biblia habla de un día malo... pero de ese día malo podemos salir en victoria o de lo contrario podemos tener mucha pérdida; todo depende de cómo te prepares para ese día.


Efesios 6:13: Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.


Si no estás debidamente preparado no podrás resistir (anthistemi (ανθίστημι G436) poner en contra (anti, contra, jistemi, poner en pie), utilizado en la voz media (o pasiva) y en el 2º aoristo intransitivo y en el activo perfecto, significando enfrentarse, oponerse, resistir. También se lo traduce "Contradecir"...


El diablo te dice que tu familia se desintegra, y vos te paras y lo contradecis: ¡Mi familia se restaura!
El diablo te dice: ¡Tus hijos van a morir de sobredosis!
Y vos lo contradecís: ¡Mis hijos serán siervos de Dios, adictos a la presencia del Espíritu Santo!
El diablo te dice: ¡La crisis te dejará en quiebra!
Y vos lo contradecís diciendo: ¡La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover bendición abundante sobre mi casa! Aleluyah!!!


Pero para llegar a este nivel, no es solo estar vestidos con toda la armadura y resistir, sino que es una cuestión de actitud: ESTAR FIRMES! estar de pie!


ESTAMOS DE RODILLAS A LOS PIES DE NUESTRO DIOS PARA ESTAR DE PIE PISÁNDOLE LA CABEZA AL DIABLO!

Apóstol Duilio Vetere Casco
Rhema Ministerios Central

Seguidores